Zaragoza comienza a modernizar su imagen con nuevos rótulos y mobiliario urbano Fábregas.